Fitohormonas: La mamada que abochorna

“Dorothy es la única mujer en la historia que ha tenido su menopausia en público y le saco provecho.”

Alice Roosevelt Longworth (hablando sobre Dorothy Thompson)

Hoy vamos a revisar el tema de las fitohormonas como suplementos alimenticios para el manejo de los síntomas y problemas relacionados al climaterio (menopausia). Como siempre creo que es necesario mencionar antes que nada que la palabra “mamada” es un término que en México equivale a despropósito: Dicho o hecho fuera de razón, de sentido o de conveniencia (Diccionario de la Lengua Española 22ª edición). Vamos a ver en este artículo que el uso de suplementos alimenticios con fitohormonas para el manejo de síntomas de la menopausia es una mamada. Me gusta aclarar esto porque después me critican de grosero, bueno puede que si sea cierto que lo soy pero al menos estoy aplicando bien el término, ¿eso cuenta no? Otra cosa que quiero aclarar es que no tengo ningún tipo de relación económica o de cualquier otro tipo con laboratorios farmacológicos, no se trata de ninguna conspiración contra los productos “naturales” o la medicina “alternativa.”

Creo que no es necesario definir que es la menopausia, se ha vuelto un tema cultural en el occidente y todos sabemos de qué se trata. Puede que muchos no entiendan bien que transcurre en este periodo de la vida reproductiva de toda mujer, pero este artículo no tiene la intención de ser exhaustivo en este tema. De lo que si vamos a hablar es de la “moda” actual de utilizar fitohormonas para el manejo de los síntomas y situaciones asociadas con la menopausia. Le llamo moda porque no existe suficiente evidencia científica para validar este modelo de tratamiento y más bien proviene de la cultura de la medicina alternativa.

Lo que sucede es que el mejor tratamiento para los síntomas de la menopausia, sobre todo los famosos “bochornos,” siempre ha sido las terapias hormonales (reemplazo de estrógeno). Básicamente lo que se piensa es que al disminuir la producción normal de estrógenos en la menopausia se generan todos los síntomas (como los bochornos, cansancio, depresión, etc.) y alteraciones fisiológicas (metabolismo de minerales óseos, colesterol, glucosa, etc.) en la mujer. Por lo tanto se administran estrógenos sintéticos a la mujer que sufre de estos problemas y se resuelven. Funciona muy bien para los síntomas, hasta 75% de las mujeres reportan alivio de los bochornos. Pero desafortunadamente hay muchas situaciones en donde los estrógenos están contraindicados. Además el estudio Women’s Health Initiative (WHI) reportó que los riesgos globales a la salud por la terapia a largo plazo con estrógeno; incluyendo riesgo aumentado de enfermedad venotrombótica, cáncer de mama, embolia, y enfermedad coronaria, exceden a los beneficios. En otras palabras si funciona, pero a la larga puede traer mucho más problemas de salud cuando se utiliza por mucho tiempo. Hoy en día todavía se utiliza la terapia de reemplazo hormonal, pero las recomendaciones son que sea solo en dosis muy bajas y por periodos cortos para aliviar síntomas. Ya no se recomienda su uso prolongado, para prevenir la osteoporosis por ejemplo. Por estas razones se ha buscado de manera agresiva, alternativas para el reemplazo de estrógeno sintético.

Una situación muy interesante de la cual muchos investigadores se dieron cuenta es que solo 10-20% de las mujeres asiáticas experimentaban bochornos, esto en comparación con el 80-90% de las mujeres norteamericanas. Se atribuyó esto a que las mujeres asiáticas tienen una dieta rica en platillos con soya. La soya es una gran fuente de fitoestrógenos, los cuales son compuestos que ocurren de manera natural con propiedades estrogénicas y antiestrogénicas (en otras palabras funcionan de manera muy similar a los estrógenos que producen los animales, pero tienen su origen de las plantas). Hay muchos tipos de fitohormonas (compuestos de plantas con propiedades similares a hormonas animales), pero se pueden dividir en dos clases principales: isoflavonas y lignanos.

Ahora la cuestión es, ¿son estos compuestos derivados de plantas seguros y efectivos para el manejo de síntomas y situaciones derivadas de la menopausia? Para responder la primer pregunta, lo que la información que tenemos hasta ahora parece indicar que son seguros, esto es, que no producen los problemas relacionados con hormonas sintéticas que ya revisamos anteriormente.

Para discutir sobre la efectividad de las fitohormonas en el manejo de síntomas y otras situaciones relacionadas necesitamos primero ponernos de acuerdo en algunas cosas. La mejor forma para estudiar la efectividad de cualquier compuesto químico (las fitohormonas son compuestos químicos, aunque provengan de plantas) es utilizando estudios aleatorizados, a doble ciego con grupo de control. Los testimonios de personas que han utilizado productos comerciales que contienen fitohormonas NO sirven de nada, son la peor evidencia que podemos tomar en cuenta. Existen muchos factores subjetivos que no tienen nada que ver con las propiedades de los compuestos cuando tomamos testimonios como evidencia. No podemos saber si realmente funciona o si la persona solo cree o desea que funcione. Además de que muchos comentarios aquí a veces parecen ser de gente que vende productos “nutracéuticos” o “suplementos.” Entonces al ponernos de acuerdo que lo mejor es revisar estudios científicos aleatorizados con grupo control, también tenemos la ventaja de que podemos revisar estudios de meta-análisis en donde se toman varios estudios individuales y se suman los resultados para así tener una mejor visión de la efectividad de un compuesto. Estudios de revisión y meta-análisis son mucho mejores, cuando están bien realizados, que los estudios individuales. ¿Entonces que nos dicen estos estudios sobre la efectividad de las fitohormonas?

No sirven para el manejo de síntomas vasomotores (bochornos). Pachman, Jones, & Loprinzi (2010) hicieron una revisión de todos los diferentes métodos para el manejo de los bochornos. Entre estos estudios incluyeron terapias complementarias y alternativas, entre ellas los fitoestrógenos. No encontraron resultados positivos en los diferentes meta-análisis que revisaron con el uso de isoflavonas derivadas de la soya. Tampoco de isoflavonas derivadas del trébol rojo. El otro tipo de fitohormonas son los lignanos, que se parecen más al estradiol y tampoco encontraron resultados positivos. Los autores concluyen que no se puede recomendar el uso de fitohormonas para el tratamiento de bochornos, ya que la información que se tiene hasta ahora no muestra que ayuden a disminuir la severidad y frecuencia de los bochornos.

No sirven para la prevención de la osteoporosis. Una de las situaciones que suceden después de la menopausia es que se empieza a perder densidad de minerales en los huesos. Los huesos se vuelven más frágiles y propensos a fracturas. Esto causa muchos problemas en las poblaciones adultas mayores. Ricci et al. (2010a), hicieron un meta-análisis para ver los efectos de las fitohormonas sobre la densidad mineral ósea en mujeres occidentales. Revisaron 17 estudios y encontraron que las mezclas con isoflavonas no tuvieron efecto en disminuir la pérdida ósea en mujeres occidentales perimenopáusicas y postmenopáusicas. Taku et al. (2010), hicieron otro meta-análisis para ver el efecto de las isoflavonas sobre los marcadores del metabolismo óseo. Hay ciertos compuestos químicos que se pueden medir en la orina que se relacionan con el metabolismo de los huesos, que tanto se está re-absorbiendo y formando al mismo tiempo. Encontraron que las isoflavonas no tenían efecto sobre los marcadores de formación ósea (fosfatasa alcalina ósea y osteocalcina), por lo tanto no se puede decir que ayudan a evitar que se pierda masa ósea.

No sirven para la prevención de la diabetes. Ricci et al. (2010b) también revisaron los efectos de las isoflavonas sobre el metabolismo de la glucosa a través de un meta-análisis de pruebas aleatorizadas con control. Básicamente encontraron que el uso de isoflavonas no se relacionaba con disminución de la glicemia (azúcar en la sangre).

No sirven para prevenir problemas cardiovasculares. Cassidy et al. (2006) hicieron una revisión meta-analítica de pruebas aleatorizadas con control sobre efectos de fitohormonas en mujeres postmenopáusicas. Aunque mencionan que el consumo de fitohormonas tiene algún efecto benéfico en marcadores lipídicos de riesgo cardiovascular, este consumo no afecta niveles de lípidos en la sangre o la presión arterial. Por lo tanto es difícil concluir que sirven como protectores cardiovasculares.

Así que podemos llegar a la conclusión de que realmente no hay mucha evidencia que nos permita recomendar el uso de fitohormonas. Puede que con mayor investigación se encuentre algún tipo de beneficio claro, pero hasta ahora no lo hay. Pero se siguen vendiendo muchos productos fitohormonales en la televisión y por internet, que los promocionan como realmente efectivos y superiores en sus efectos a la terapia hormonal de reemplazo. Tales argumentos son mamadas y lo peor es que existen médicos que las recetan a sus pacientes. Incluso he sabido de médicos que las venden de manera directa a sus pacientes, lo cual debería romper con algún tipo de código ético, no estoy seguro, ¿es correcto que un médico venda suplementos de manera directa a sus pacientes? No pueden vender fármacos de manera directa, eso está claro, aunque no dudo que suceda de manera común y que hasta vendan las muestras. Si eres médico y estás leyendo esto, pasa la voz, las fitohormonas son mamadas.

Referencias

Cassidy, A., Albertazzi, P., Lise Nielsen, I., Hall, W., Williamson, G., Tetens, I., Atkins, S., Cross, H., Manios, Y., Wolk, A., Steiner, C., & Branca, F., (2006). Critical review of health effects of soybean phyto-oestrogens in post-menopausal women. Proc Nutr Soc. 65(1), 76-92.

Pachman, D. R., Jones, J. M., & Loprinzi, C. L., (2010). Management of menopause-associated vasomotor symptoms: Current treatment options, challenges and future directions. International Journal of Women’s Health. 2010:2, 123-135.

Ricci, E., Cipriani, S., Chiaffarino, F., Malvezzi, M., & Parazzini, F., (2010a). Soy isoflavones and bone  mineral density in perimenopausal and postmenopausal Western women: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. J Womens Health (Larchmt). 19(9), 1609-17.

Ricci, E., Cipriani, S., Chiaffarino, F., Malvezzi, M., & Parazzini, F., (2010b). Effects of soy isoflavones and genistein on glucose metabolism in perimenopausal and postmenopausal non-Asian women: a meta-analysis of randomized controlled trials. Menopause. 17(5), 1080-6.

Taku, K., Melby, M. K., Kurzer, M. S., Mizuno, S., Watanabe, S., & Ishimi, Y., (2010). Effects of soy isoflavone supplements on bone turnover markers in menopausal women: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Bone. 47(2), 413-23.

3 comentarios en “Fitohormonas: La mamada que abochorna

  1. ESTOY TOMANDO ESTROGENOS,,,,TENGO SINTOMAS SEGUN EL GINECOLOGO, SINTOMAS DEL CLIMATERIO,ME MANDO HACER UN PERFIL HORMONAL,Y SALI BAJA DE ESTROGENOS,TENGO UN MES TOMNDOLO,ME COMENTO EL DR, QUE ERA UN PROCESO LARGO,,FUI YER CON OTRO GINECOLOGO Y ME DIJO KE NO ESTOY EN EL CLIMATERIO PORKE SIGO MESTRUANDO,,Y NO SE KE HACER,,SEGUN ESTE DOCTOR LOS ESTUDIOS DE PERFIL HORMONAL SE DEBEN DE HACER EN FECHAS POSTERIORES LA REGLA PARA KE SEAN EXACTOS LOS ESTUDIOS,, ESTOY PENSNDO EN IR CON UN GINECOLOGA,,KIZA POR SER MUJER ME COMPRENDA Y POSIBLEMENTE SEGUN YO,,ME AYUDE,,,HABLNDO DE OTRO TEMA MI MAMA ME DIO UN CAFE KE ESTA EN EL MERCADO SEGUN ELLA DE EEUU.YA ESTA ENTRANDO A MEXICO ES UN PRODUCTO CON EL HONGO GANODERMA,,SERA VERDAD KE TIENE TANTOS BENEFICIOS..EN FIN,,SEGUN MI EXPERIENCIA TENGO TRES MESES BUSCANDO AYUDA SOBRE DEPRESION,MIEDOS,,FOVIAS,Y ESAS COSA PSICOLOGICAS,,HE VISTO PSICOLOGOS,PSIQUIATRAS,GINECOLOGOS,Y TODOS DIFIEREN ME DAN MEDICINA PARA LA DEPRESION,,PERO LA VERDAD ME DA MIEDO TOMARLOS.

    1. Hola Martha gracias por tu comentario. Desgraciadamente este no es un medio apropiado como para dar consejos sobre temas de salud femenina o salud mental pero intentaré hacerlo de la manera más objetiva e informada posible. He tenido preparación en medicina y psicología pero aun así sería irresponsable de mi parte aconsejarte sobre algo que desconozco y en este caso sería tu historial, síntomas etc. Lo que si te puedo decir es que el ganoderma ya lo he analizado en uno de mis artículos anteriores, otros lo conocemos en nuestro país siendo referido como el “Hongo Michoacano.” Lo que mi investigación sobre el ganoderma resultó fue que no hay evidencia sólida alguna de que realmente brinda algún tipo de beneficio. Sobre las hormonas, bueno ahí solo puedo comentar que muchos ginecólogos están divididos entre los que ven a la terapia de reemplazo hormonal como la panacea para “curar” cualquier tipo de aflicción de la mujer y otros que lo ven con un poco más de recelo. Creo yo y es solo una opinión informada que si estás aun menstruando, estás tomando hormonas y aun así sigues padeciendo síntomas depresivos y de ansiedad sería bueno buscar la opción de visitar a un buen psicoterapeuta. Las investigaciones recientes muestran que ciertas psicoterapias son iguales o hasta un poco mejor que los antidepresivos, puede ser más barata y sin los efectos secundarios. En este caso te recomiendo una terapia cognitivo conductual, yo estudio y practico la ACT que es una modalidad actual de ese tipo de terapia.

  2. Hola, te cuento mi experiencia, hace 7 meses me hicieron una histerctomia (quitaron utero, ambos ovarios por un tumor en ovario derecho) y también me quitaron la vesicula en la misma cirugia, porque tenía polipos y se malegnizan, y por los antecedentes de cancer de mis padres, el oncologo quirurgico decidio sacar todo. Previo a mi cirugia yo tenia mi menstruación cada 28 dias sin ningun problema, tengo 48 años cumplidos hace 2 meses. Yo tengo más de 20 años de ser vegetariana y hago ejercicio 6 dias por semana. Tomo las fito hormonas a partir del mes de la cirugia, y no he padecido de ningún tipo de bochorno, ni problemas de depresión, ni sintoma de menopausia, que muchas de mis amigas me comentan estan pasando actualmente con el climaterio. Lei tu árticulo, muy interesante, pero por si las de “hule” usando nuestro léxico mexicano, me las voy a seguir tomando =) saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s