Primeros Auxilios para Depresión.

Quiero presentarles el día de hoy unas guías muy interesantes que he encontrado sobre primeros auxilios para situaciones psicológicas. La primera de estas trata el tema de depresión. Están basadas en opiniones de expertos de un panel en salud mental de consumidores, cuidadores y clínicos de Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos de América y Canadá sobre cómo ayudar a alguien quien quizá esté desarrollando depresión. Espero sea de ayuda para alguien quien tenga un ser querido con esta aflicción.

 ¿Cómo puedo saber si alguien está experimentando depresión?

Solo un profesional entrenado puede diagnosticar a alguien con depresión. Sin embargo, si usted nota cambios en el estado de ánimo de la persona, su conducta, niveles de energía, hábitos o personalidad, debería considerar depresión como una posible razón para estos cambios.

Es importante aprender sobre depresión para poder reconocer estos síntomas y ayudar a alguien quien podría estar desarrollando un episodio de depresión. Tómese el tiempo para buscar información sobre depresión como sus causas, sus síntomas, como puede ser tratada, y que servicios están disponibles en su área local.

Es importante que no ignore los síntomas que ha notado o asumir que simplemente se irán. También es importante que usted no mienta o forme excusas para la conducta de la persona ya que esto puede retrasar el obtener ayuda. Sin embargo, usted debería estar consciente de que cada individuo es diferente y que no todos quienes experimentan depresión mostrarán los signos y síntomas típicos de depresión.

¿Cuáles son los signos y síntomas de depresión?

Para que una persona sea diagnosticada con depresión clínica, tienen que tener cinco o más de los siguientes síntomas, incluyendo al menos uno de los dos primeros, por al menos dos semanas:

  • un estado de ánimo usualmente triste o irritable que no se va;
  • pérdida de disfrutar e interesarse en actividades que solían ser agradables;
  • falta de energía y cansancio;
  • sentimientos de no tener valor o sentirse culpable cuando realmente no es su culpa;
  • pensar mucho sobre la muerte o desear que estuviera muerto;
  • dificultad para concentrarse o tomar decisiones;
  • moverse de manera más lenta o, a veces, volverse agitado y sin poder calmarse;
  • tener dificultades para dormir o, a veces, dormir mucho;
  • falta de interés en la comida o, a veces, comer mucho. Cambios en hábitos de alimentación pueden llevar ya sea a pérdida de peso o subir de peso.

 

¿Cómo debería acercarme a alguien quien pudiera estar experimentando depresión?

Contrario al mito, el hablar sobre depresión mejora las cosas, no las empeora. Si usted piensa que alguien que conoce pueda estar deprimido y necesita ayuda, dele a la persona oportunidades apropiadas para hablar. Puede ser de ayuda el dejar a la persona decidir el momento para abrirse. Sin embargo, si la persona no inicia con usted una conversación sobre cómo se siente, usted debería decirle algo.

Es importante escoger un momento apropiado en donde usted y la persona estén disponibles para hablar, así como un espacio en donde ambos se sientan cómodos. Déjele saber que usted está preocupado y dispuesto a ayudarle. Si la persona dice que está triste o deprimido, usted debería preguntarle cuanto tiempo se ha estado sintiendo de esta manera.

No asuma que la persona no sabe nada sobre depresión ya que ella, o alguien cercano a ellos, puede haber experimentado depresión antes. En este momento, usted debería preguntarle a la persona si le gustaría algo de información sobre depresión. Si quieren información, es importante que usted le de recursos que son acertados y apropiados a su situación.

Usted debe respetar como la persona interpreta sus síntomas. Si la persona no se siente cómoda hablando con usted, anímela a discutir cómo se siente con alguien más.

¿Cómo puedo apoyar?

Trate a la persona con respeto y dignidad. La situación y necesidades de cada persona son únicas. Es importante respetar la autonomía de la persona mientras se considera hasta donde son ellas capaces de tomar decisiones propias, y si están en riesgo de lastimarse a sí mismos o a otros. De igual manera, usted debería respetar la privacidad y confidencialidad de la persona a menos que esté preocupado de que la persona sea un riesgo para lastimarse a sí misma o a otros.

No culpe a la persona por su enfermedad. La depresión es una enfermedad médica y la persona no puede evitar ser afectada por la depresión. Es importante recordarle a la persona que tienen una enfermedad y que no se les puede culpar por sentirse “depre.”

Tenga expectativas reales para la persona. Usted debería aceptar a la persona así como es y tener expectativas reales para ellos. Debería hacerles saber que no son débiles o fracasados porque tienen depresión, y que no piensa menos de ellos como persona. Actividades de todos los días como limpiar la casa, pagar los recibos, o darle de comer al perro pueden parecer insoportables para la persona. Usted debe hacer notar que la persona no está “fingiendo,” siendo “floja,” “débil,” o “egoísta.” Pregúntele a la persona si les gustaría asistencia práctica con tareas pero tenga cuidado de no tomar el mando de todo o promover dependencia.

Ofrezca apoyo emocional constante y comprensión. Es mucho más importante para usted el ser genuinamente solidario que el decir todas las “cosas correctas.” La persona realmente necesita amor y comprensión adicional para ayudarles a través de su enfermedad y usted debería ser empático, compasionado y paciente. La gente con depresión muchas veces se sienten abrumadas por miedos irracionales; usted necesita ser gentilmente comprensivo con alguien en este estado. Es importante ser paciente, persistente y motivador al apoyar a alguien con depresión. También debería ofrecer amabilidad y atención a la persona, aún cuando no sea correspondido. Déjele saber a la persona que no serán abandonados. Usted debería ser consistente y predecible en sus interacciones con la persona.

Aliente a la persona a hablar con usted. No tenga miedo de alentar a la persona para hablar sobre sus sentimientos, síntomas y que está pasando por sus mentes. Déjele saber a la persona que usted está disponible para hablar cuando estén listos; no ponga presión en la persona para hablar inmediatamente.

Sea bueno para escuchar. Usted puede ayudar a alguien con depresión escuchándolos sin expresar juicio. Sea un oyente activo; refleje de vuelta lo que la persona le ha dicho antes de responder con sus propios pensamientos. Es importante el escuchar de manera cuidadosa a la persona aún si lo que le está diciendo es obviamente no cierto o equivocado. Aun cuando la persona quizá no se esté comunicando bien, y pueda estar hablando más lento o menos claramente de lo usual, usted debe ser paciente y no debe interrumpir. Si la persona es repetitiva trate de no impacientarse, en su lugar siga tratando de apoya lo más que sea posible.

Brinde a la persona esperanza para recuperarse. Debe fomentarle a la persona que, con tiempo y tratamiento, se sentirán mejor. Ofrezca apoyo emocional y esperanza para un futuro más positivo en cualquier forma que la persona lo acepte.

¿Qué no ayuda? 

  • No sirve de nada el decirle a alguien con depresión que se mejoren ya que no pueden “salir de ello” o “superarlo.”
  • Usted no debe ser hostil o sarcástico cuando una persona intenta responder pero en su lugar debe aceptar estas respuestas como lo mejor que la persona puede ofrecer en ese momento.
  • No adopte una actitud demasiado involucrada o sobreprotectora hacia alguien que está deprimido.
  • No fastidie a la persona para tratar de que hagan lo que normalmente deberían hacer.
  • No trivialice las experiencias de la persona al presionarla a que “ponga una sonrisa en su cara,” o que “arreglen sus cosas,” o que “se aliviane.”
  • No menosprecie o descarte los sentimientos de la persona al intentar decir algo positivo como, “A mí no me parece que estés tan mal.”
  • Evite hablar con la persona en un tono de voz condescendiente y no use gestos demasiado compasionados de preocupación.
  • Resista los impulsos de tratar de curar la depresión de la persona o encontrar respuestas a sus problemas.

 

¿Debería motivar a la persona para que busque ayuda profesional? 

Todos nos sentimos tristes a veces, pero es importante el poder reconocer cuando la depresión se ha convertido algo más que una experiencia temporal para alguien y cuando motivar a esa persona para que busque ayuda profesional. 

Se requiere ayuda profesional cuando la depresión ha durado por semanas y afecta el funcionamiento de la persona en su vida diaria.

Usted debería preguntarle a la persona si necesitan ayuda para manejar como se están sintiendo. Si sienten que necesitan ayuda, discuta las opciones que tienen para buscar ayuda y motívelos a usar estas opciones. Si la persona no sabe dónde encontrar ayuda, ofrezca ayudarles a buscar asistencia.

Es importante fomentar en la persona que busque ayuda profesional apropiada y tratamiento efectivo lo más pronto posible. Si a la persona le gustaría que usted lo acompañe a la cita con un doctor, usted no debe tomar cargo de manera completa; una persona con depresión necesita tomar sus propias decisiones lo más que se pueda.

La depresión muchas veces no se reconoce por profesionales de la salud; puede que tome un tiempo para tener un diagnóstico y encontrar un proveedor de cuidado de salud con quien la persona pueda establecer una buena relación. Usted debería apoyar a la persona para que no se rinda en buscar ayuda profesional apropiada. 

¿Qué hay sobre estrategias de auto-ayuda?

Gente con depresión frecuentemente usa estrategias de auto-ayuda. Algunas de estas están basadas en evidencia científica tan efectiva como la actividad física regular. La habilidad y deseo de la persona para usar estrategias de auto-ayuda dependerán en sus intereses y la severidad de su depresión. Por lo tanto usted no debería forzar mucho al tratar de motivar a la persona a usar estrategias de auto-ayuda. 

¿Y si la persona no quiere ayuda?

La persona puede no querer buscar ayuda profesional. Usted debería descubrir cuáles son las razones específicas si este es el caso. Por ejemplo, la persona puede estar preocupada sobre los costos, o sobre no tener un doctor que les agrade, o pueden estar preocupados en que serán hospitalizados. Estas razones pueden estar basadas en creencias erróneas, o usted puede ser capaz de ayudar a la persona vencer sus preocupaciones sobre buscar ayuda. Si la persona aún no quiere ayuda después de que usted ha explorado las razones con ellos, déjenle saber que si cambian de opinión en un futuro sobre buscar ayuda ellos pueden contactarlo a usted. Usted debe respetar el derecho de la persona para no buscar ayuda en todo momento a menos que usted crea que son un riesgo para lastimarse a sí mismos o a otros.

¿Y si la persona se quiere suicidar o se ha lastimado a sí misma? 

Hay unas guías de primeros auxilios aparte sobre cómo ayudar a alguien que piensa en suicidarse o que se han lastimado a sí mismos. Por favor véase Guías de primeros auxilios para pensamiento y conductas suicidas y Guías de primeros auxilios para auto-mutilación no-suicida. 

Referencias

Langlands RL, Jorm AF, Kelly CM, Kitchener BA. First aid for depression: A Delphi consensus study with consumers, carers and clinicians. Journal of Affective Disorders 2008; 105:157-165

Un comentario en “Primeros Auxilios para Depresión.

  1. Tengo un hijo que padece depresion y ansiedad desde hace 5 años toma antidepresivos y ansioliticos pero tiene crisis frecuentes o decaidas como quieran llamarle esta estudiando prepa abierta pero cualquier presion o disgusto simple se pone impulsivo irritable y a veces violento ,siempre que esto sucede trato de calmarlo con palabras de comprension y lo aliento le digo que no es su culpa de lo que pasa ,que tiene que ser fuerte y no dejar que le ganen las emociones porque cuando no controlamos los sentimientos la gente abusa de esa debilidad y no respeta ahun sabiendo del problema de salud yo no confio en nadie ademas de no ayudar siempre juzgan piensan que esta enfermedad no existe y que la gente hace aberrinche para llamar la atencion sin importar si es familia o estraño , perdon por este comentario pero me siento cansada y agobiada por no encontrar solusion a esta enfermedad creo que hice las cosas mal con mi hijo por ayudarlo eche a perder muchas cosas no se como remediarlo siempre le quite la oportunidad de que se deshenbuelva solo y hoyt no se siente seguro de habrirse paso el mismo .tiene niedo a vivir y salir lastimado hasta en las mas minimas acciones de dia normal ,necesito ayuda estoy desesperada tengo 50 y mi hijo 20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s