Los alimentos orgánicos son mejores, la jalada sin pesticidas

El estimado de la población mundial de seres humanos en el año 2009 era de 6,790,000,000.  Esas son casi 7 mil millones de bocas que necesitan ser alimentadas. Imagina cuantas serán dentro de 50 años más. Si tomamos en cuenta que el crecimiento poblacional estimado en 2006 es del 1.14% para el año de 2050 seremos más de 12 mil millones de seres humanos, eso es sin tomar en cuenta el aumento del crecimiento poblacional. Esa cifra es solo si se mantiene el crecimiento actual, o sea que todos los años entre más personas hay más personas nacen. Esto quiere decir que realmente, para el año 2050 podríamos ser hasta 15 mil millones o más de seres humanos, de bocas que alimentar. Actualmente hay muchos lugares en el mundo en donde la producción de alimentos no es suficiente para darles de comer a toda su gente. Actualmente mueren casi 500,000 personas por deficiencias nutricionales en todo el mundo. Casi medio millón de personas mueren de hambre y estas cifras solo aumentarán al ir aumentando la población mundial.

Muchos analistas y expertos saben que dentro de este nuevo siglo aumentarán las guerras. Pero estas guerras ya no se librarán por territorio o recursos naturales como petróleo. Pueblos entrarán en conflicto por agua y alimentos. El hambre es el motivador más grande para buscar alguna forma de sobrevivir y si seguimos creciendo a estos niveles sin poder generar más alimento para toda esta gente, tiempos muy oscuros se acercan. Pero esto no es algo que preocupa a la gente elitista del primer mundo como Estados Unidos y Europa. Ellos tienen en estos momentos alimentos de sobra, aún en nuestro país podemos ver niveles de obesidad que contrastan enormemente con las muertes por no tener que comer en otras partes del mundo.

Una de las modas recientes en el primer mundo es de los alimentos cultivados de forma “orgánica.” Esto significa que no se usan tantos pesticidas ni fertilizantes artificiales derivados del petróleo. Es la creencia de que un alimento, por ejemplo tomates, que son cultivados de esta manera son más sanos, menos tóxicos y más apetecibles. Sin embargo una gran multitud de estudios han demostrado que estos alimentos orgánicos no son superiores a los convencionales. Un tomate cultivado de forma convencional al ser comparado con uno orgánico suele ser a veces hasta mejor. Pero la gente al escuchar la palabra orgánico cree que tienen más vitaminas y minerales, o mayor proteína, etc. La verdad es que no siempre es así. En un estudio que se hizo con aves, se encontró que ellas preferían el trigo convencional al crecido de manera orgánica. Quizá pueda ser a que el trigo convencional tenga mayor cantidad de proteína que el orgánico. Podemos estar seguros al menos de que las aves no tienen agendas políticas, ni pertenecen a grupos radicales de activistas ambientalistas. Ellas solo buscan la comida que sea mejor, y en el caso del trigo les gustó más el cultivado de manera convencional.

La otra creencia es que los alimentos orgánicos saben mejor y tienen mejor apariencia. En muchos otros estudios se ha visto que la gente no puede distinguir por sabor o apariencia los alimentos convencionales de los orgánicos. De hecho en varias ocasiones también prefieren los vegetales convencionales, mencionando que son más sabrosos. Esto es cuando la gente está cegada, o sea que no saben cual es cual. Por otro lado, cuando se le dice que un alimento es orgánico la mayoría de las veces dirá que sabe mejor, aún cuando realmente se le haya cambiado por uno convencional sin esa persona saberlo. Hay un gran sesgo o prejuicio de parte de quienes prueban los alimentos por preferir los orgánicos, pero es un efecto psicológico y no tiene nada que ver con la calidad real de ellos. Si pones dos plátanos, uno convencional y uno orgánico, y le dices que el orgánico es el convencional y viceversa, la persona mencionará que el orgánico es más sabroso, cuando en realidad es el convencional.

Después llegamos a la parte de toxicidad. Es cierto que los alimentos orgánicos tienen menos pesticidas que los cultivados de manera convencional, en un estudio mencionan que tienen solo un tercio en comparación. A diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa, si se usan pesticidas en los alimentos orgánicos, pero son en menor cantidad y suelen ser de un solo tipo. Se sabe muy bien que la intoxicación por pesticidas es muy grave, teniendo efectos graves en la salud y generando problemas de desarrollo intrauterino. Aún no se sabe a ciencia cierta cuáles son los efectos de las pequeñas cantidades que son depositadas en los alimentos, pero los estudios han demostrado que si hay residuos en los alimentos que compramos en las tiendas y supermercados, aún en los orgánicos hay pequeños rastros. Por el momento la recomendación es lavar muy bien las frutas y verduras para al menos reducir las cantidades que ingerimos de manera cotidiana.

Pero el otro problema es el más grave. El cambiar de un sistema convencional a otro orgánico para producir alimentos sería muy grave para la humanidad y también para el planeta. Se necesita de una mayor área de cultivo para poder generar la misma cantidad de alimento orgánico que se obtiene de la manera convencional. Imagina que en tu casa cultivas en un cuarto arroz de manera convencional. Para poder generar la misma cantidad de arroz pero de manera orgánica, necesitarías cultivarlo en todos los cuartos de tu casa. Los alimentos orgánicos siempre producirán una menor cantidad y como vimos al inicio las bocas hambrientas están aumentando. A los elitistas europeos y americanos puede que se preocupen mucho si residuos de pesticidas son la causa de sus niños hiperactivos, pero a la gente hambrienta de África, Asia y Sudamérica no les importa la hiperactividad, con tal de que no mueran de hambre sus hijos. Por otro lado, como se necesita mayor área fértil para producir alimentos orgánicos, un cambio masivo a esta técnica resultaría en mayor erosión y destrucción de bosques y selvas, para poder generar esas zanahorias orgánicas que los elitistas quieren consumir, con sus creencias falsas de que son más sanas, seguras, sabrosas y buenas para el planeta.

Es necesario que la gente esté mejor informada sobre todo el tema de los alimentos orgánicos. Muchos piensan que al comprarlos están ayudando a los pequeños campesinos con sus granjas familiares. Desconocen que los mayores productores de alimentos orgánicos son las mismas compañías transnacionales que producen los alimentos convencionales. También desconocen que el mayor exportador de alimentos orgánicos actualmente es China y todos sabemos que tienen estándares de calidad que dejan mucho que desear. Quien sabe que sustancias están en esos alimentos orgánicos chinos. Es claro que solo hay dos caminos que van a llevar a resultados más positivos para la raza humana. Uno es el promover el control de natalidad, quitar esas creencias religiosas y primitivas de tener muchos o todos los hijos que se pueda. Hay muchísimos métodos anticonceptivos seguros y eficaces en la actualidad, y el no discutirlos con tu pareja solo denota ignorancia. Una familia pequeña es una familia más adaptable y unida que puede lidiar con los grandes retos de la economía actual. Tener más de dos o tres hijos es un crimen contra el planeta y la supervivencia de nuestra especie. No necesitamos más seres humanos en este planeta, ya tenemos los suficientes y no podemos garantizar alimento y seguridad para todos. Al mismo tiempo hay que impulsar a los científicos que están buscando mejores maneras de producir alimentos que sean seguros y abundantes. No hay que satanizar a los pesticidas cuando aún no estamos seguros de los efectos que causan los residuos en pequeñas cantidades. No hay evidencia de que causan autismo o hiperactividad en los niños pequeños, hay partes del mundo donde aún se utilizan enormes cantidades de pesticidas muy tóxicos y no tienen una mayor incidencia de estos trastornos en su población infantil. El atacar a los que desarrollan alimentos transgénicos es una estupidez que denota nuevamente ignorancia sobre lo que significan. Los seres humanos al domesticar animales y plantas hay estado generando alimentos transgénicos desde hace miles de años, solo hay que ver fotos del maíz original que cultivaban los primeros mesoamericanos al actual, ni siquiera parece maíz.

Así que si apoyas los alimentos orgánicos, necesitas informarte y comprender bien la situación general. Cuando algo parece ser muy bueno para ser cierto, generalmente lo es. No obtendrás un beneficio a tu salud al preferir orgánico, ni estarás salvando el planeta. Solo serás un elitista más que sigue una moda de manera ciega sin entender las ramificaciones al escoger esa lechuga orgánica para hacer su ensalada con queso de cabra orgánico. La jalada es que son superiores a los convencionales y si aún crees que si lo son, checa algunas de mis referencias para este comentario sobre el tema de alimentos orgánicos:

Consumer sensory analysis of organically and conventionally grown vegetables. Zhao X, Chambers E 4th, Matta Z, Loughin TM, Carey EE. J Food Sci. 2007 Mar;72(2):S87-91.

A comparison of organic and conventional fresh produce buyers in the Boston area. Williams PR, Hammitt JK. Risk Anal. 2000 Oct;20(5):735-46.

A comparison of the nutritional value, sensory qualities, and food safety of organically and conventionally produced foods. Bourn D, Prescott J. Crit Rev Food Sci Nutr. 2002 Jan;42(1):1-34.

A comparison of chemical composition and nutritional value of organically and conventionally grown plant derived foods. Györéné KG, Varga A, Lugasi A. Orv Hetil. 2006 Oct 29;147(43):2081-90.

Birds select conventional over organic wheat when given free choice. McKenzie AJ, Whittingham MJ. J Sci Food Agric. 2010 May 19;90(11):1861-1869.

Pesticide residues in conventional, integrated pest management (IPM)-grown and organic foods: insights from three US data sets. Baker BP, Benbrook CM, Groth E 3rd, Lutz Benbrook K. Food Addit Contam. 2002 May;19(5):427-46.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s