La Propuesta Recargada

Muchas personas me han preguntado sobre qué se trata la propuesta y reuniones a las cuales los estoy invitando. Les voy a platicar por aquí rápidamente de lo que tengo en mente. Se trataría de organizar a psicólogos y estudiantes de psicología para formar algún tipo de organización destinada principalmente a presentar talleres a la comunidad en general. Ya sé que me van a decir que ya hay muchos grupos de este tipo o asociaciones y fundaciones civiles que presentan este tipo de formato para transmitir su mensaje o instruir algún tipo de aprendizaje. La diferencia sería diseñar un formato psicosocial destinado a elevar resiliencia en poblaciones jóvenes y adultas. Sobre todo, uno que sea desarrollado desde prácticas basadas en evidencia y no de teorías de origen dudoso.

Hay que darnos cuenta que la psicología es una ciencia y que si vamos a utilizar principios tomados de ella, tienen que ser los que poseen estudios e investigación que los respalden. Hay lo que llamamos ciencia, que son un conjunto de métodos para responder cuestiones, sistematizar y acomodar la evidencia y hechos que resultan de las respuestas alcanzadas y finalmente formar teorías útiles, racionales y elegantes. Existe otro método, en el cual alguien se le ocurre algo y lo adorna con un montón de jerga científica y lo llama una teoría, pero en realidad termina siendo simple pseudociencia. La pseudociencia en ocasiones pudiera ser útil (aunque aún no he encontrado algún ejemplo), en su gran mayoría pudiera ser inocua (no pasa nada), pero en ciertos casos puede ser algo muy peligroso. Como los múltiples casos de niños y adultos que han fallecido por usar métodos de medicina alternativa u homeopatía sin tratarse por médicos preparados.

Por estas razones propongo dejar atrás la gran multitud de talleres, pláticas, seminarios y entrenamientos en donde se utilizan principios pseudocientíficos sazonados con una generosa cantidad de metafísica y servidos en un gran plato de “new age”. Hay que enseñar a evitar estos eventos inútiles faltos de evidencia que respalde sus principios teóricos y en su lugar poner algo que sea de beneficio para la gente y sobre todo que tenga estudios detrás que nos digan, hey! Esto si funciona! Pero no quedarnos hasta ahí, ponerlo a prueba nosotros también. Eso es ciencia, con eso obtenemos información lo que nos llevará a conocimiento, y todo conocimiento es bueno, sobre todo el que cuestiona nuestras creencias más arraigadas. Así que hay que dejar atrás todos esos talleres de terapia gestalt, logoterapia, PNL, hipnoterapia, constelaciones familiares, eneagramas, niños internos, análisis transaccional, bioenergética, psicodrama, risoterapia, etc. Todos estos ejemplos nos muestran como no se debe hacer ciencia, recuerda la psicología es una ciencia. En resumen así funcionan las cosas mejor en la ciencia: se hace una pregunta o cuestión, se hace investigación, se acumula información, se hace replicación independiente de la investigación, se reúne todos los datos acumulados, se formulan teorías que expliquen o den significado a los datos, se diseña algún tipo de aplicación o intervención, se pone a prueba y se compara esta aplicación con el no intervenir y con otras intervenciones diferentes, se decide continuar aplicándolo, mejorarlo o desecharlo. ¿Qué padre si todos estos talleres que nos presentan hicieran esto verdad? Desgraciadamente ninguno de ellos lo hace así, generalmente es de esta forma: a alguien se le ocurre una idea sobre como es, o como debería ser la conducta humana, diseña algún tipo de aplicación, lo presenta al público, trata de patentarlo o disuadir a otros de copiarle su programa, implementa métodos de marketing para hacerlo más atractivo al público, busca estrategias para hacer más rentable su método, al recibir críticas de círculos de investigadores, científicos o profesionales crea estudios sacados de la manga malhechos y prejuiciosos o simplemente le vale madres y dice que la ciencia no puede explicar su método, al final en casos extremos genera un verdadero culto con sus aprendices que perpetúan la idea original. Disculpen la pésima sintaxis en este párrafo, pero creo se transmite la idea.

En mi propuesta me gustaría aplicar tres métodos que tienen una amplia cantidad de investigación detrás de ellos. Teorías de personalidad del “Big Five” (extroversión, amabilidad, responsabilidad, apertura a nuevas ideas, y neuroticismo) para que la gente que asista se conozca a sí misma un poco mejor, encuentre cuáles son sus puntos débiles y sus fortalezas. Añadirle técnicas cognitivo conductuales, sobre todo de la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT por sus siglas en inglés), con el propósito de proporcionar herramientas aplicables a la vida real para la mejor toma de decisiones y generar resiliencia. Por último inyectarle algo de técnicas experienciales, sobre todo para generar sentido de pertenencia comunitaria, fortaleza interpersonal y que sea divertido, emocionante y atractivo para los asistentes. No se trata de aburrir a los participantes con datos y premisas sino de generar una flexibilidad cognitiva y un lazo emotivo con los que nos rodean. Con toda la situación por la que nuestras comunidades están pasando en estos tiempo, ¿no tiene sentido el buscar algo que nos una, nos brinde aprendizaje y que sobre todo sea útil para generar cambios que se puedan demostrar? Ya basta de solo generar un consuelo temporal, hay que buscar aplicaciones que realmente tengan un impacto. Pero siempre teniendo en mente que todo lo que hacemos en busca de este fin debe ser comprobado de forma objetiva y racional. No porque algo se “siente bien” quiere decir que funciona y no todo lo que funciona tiene que ser aburrido.

Los invito a que nos acompañen la próxima semana a reunirnos y discutir sobre estos temas. El trabajo en equipo es muy poderoso, si se hace en consenso y teniendo las mismas metas en mente. Así que si eres un psicólogo(a) joven o estudiante de psicología te invito a que nos acompañes. Estaremos en al Applebee’s de Zona Río en Tijuana, B.C. Aún no tengo la fecha y hora exacta, pero si estás interesado en compartir con otras personas que tienen ideales semejantes de aplicar la psicología como una ciencia comunícate conmigo a mi correo: luis_frett@hotmail.com, o a mi número de teléfono: 664 169 8216. Gracias por prestarme unos minutos de tu valioso tiempo para leer mi propuesta, espero verte ahí para compartir ideas y organizar algo de valor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s