Terapia Gestalt, una mamada más?

El tema del día de hoy es sobre la Terapia Gestalt. He concluido que es un tópico algo extenso y que un buen análisis justo y objetivo requiere más tiempo del que me esperaba. La razón por la que quiero discutir este tema es porque me interesa mucho la psicología, hasta cierto punto la he elevado en mi vida por encima de la medicina. Aún me fascina aprender y estudiar sobre medicina, aunque por lo visto no se me dio eso de practicarla, pero por otro lado la psicología se ha vuelto una gran pasión en mi vida. Quizá este tema no sea muy interesante para la mayoría de mis fieles lectores (si es que hay alguno por ahí les mando un gran saludo jaja). Pero si algunos de ellos son psicólogos espero que lo lean con mucho interés y desde el punto de vista de un científico. La psicología es una ciencia, en toda ciencia hay debates sobre las mejores maneras de estudiar y explicar los fenómenos que están bajo su rango de aplicación. Desgraciadamente para los psicólogos existe el predominio de no querer ofender a nadie a menos que ese alguien exprese alguna crítica escéptica hacia las creencias que guardan para sí mismos. Es imprescindible el tratar a nuestros pacientes de una manera humana, cálida y empática, de eso no hay duda. Muchas veces un paciente se presentará con ideas y creencias que van en contra de lo que un psicólogo puede ver como apropiado, correcto, moral y cierto. Aún así el psicólogo necesita ponerse en los zapatos del paciente y al menos presentar la ilusión de comprender y aceptar esas creencias, todo esto para formar empatía, rapport y confianza para poder tener una buena relación de trabajo con ese paciente. Es el derecho de todo paciente recibir este trato de cualquier practicante de la salud mental.

Sin embargo esta actitud de todo se vale, hay lugar para todas las creencias y cualquier argumento por más ilógico que sea es admitido debe quedarse en el consultorio. Cuando un psicólogo se encuentra frente discusiones, argumentos, debates, presentaciones, seminarios, pláticas, talleres, etc. que tengan en su base temas psicológicos, este debe presentarse de forma escéptica, analizarlo, pedir evidencia, revisar la teoría detrás de lo que se presume ser enseñanza y contrastarla con lo que entendemos como una teoría formal, funcional, basada en hechos e investigaciones, elegante y útil. Desgraciadamente en las mayorías de las ocasiones los psicólogos se tragaran entero el cuento sin masticarlo antes, y si hay alguien que tenga al menos una leve duda sobre la veracidad de lo que se le expone en frente se mantendrá callado, para no ofender. Cuando tenemos el muy raro caso de que un psicólogo escéptico levante la voz y pida evidencia o exprese información que contradice lo que se le quiere vender, este es inmediatamente marginado, criticado, se le tacha de no creyente (la fe no tiene nada que ver con la psicología, simplemente es cierto o no, funciona o no funciona, y no se requiere de fe para que una idea se vuelva realidad). En un principio dentro de la ciencia de la psicología había grandes debates, corrientes opuestas se peleaban por mostrar que eran superiores a las demás. Esto llevó a mucho conocimiento, ya que se necesitaba generar información que evidenciara la razón por la cual uno argumentaba que su teoría era cierta. Pero esa buena tradición ha ido disminuyendo y en nuestro país en muchos lugares ha desaparecido, si es que existió alguna vez.

¿La razón? Puede haber muchas situaciones que fomentaron este estancamiento intelectual. Uno de ellos puede ser el efecto del argumento del ave dodo. La creencia basada en algunos estudios de que todas las formas de terapia funcionan, son buenas y son similares en sus efectos. Todo es bueno, todo es igual, todos son ganadores, como lo expresó el ave dodo del cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Así que no importa que corriente sigas, todas son lo mismo y funcionan igual. ¿Pero es cierto esto? Un mejor análisis de estos estudios, los mismos que promulgaron que todas son buenas, en su fondo muestra que no es así, que realmente no todas las técnicas funcionan de igual manera y que tienen los mismos efectos. Como todo en la vida hay ganadores y perdedores.

Una de esas terapias perdedoras sería la Gestalt. Cuando uno analiza bien los meta-análisis sobre tamaño de efecto en diferentes corrientes de terapia siempre se encontrará a las humanistas al final, detrás de las cognitivo-conductuales y psicodinámicas. No hay mejor representante de las corrientes humanistas que la terapia Gestalt. En nuestro medio es muy famosa, reconocida, y se promueve de forma agresiva en los círculos clínicos como la solución a todos los males y sufrimiento en los humanos. Para entender bien a esta corriente hay que ir a sus orígenes, con Fritz Perls, el movimiento del potencial humanos de los 60’s, con corrientes filosóficas europeas de existencialismo de la primera parte del siglo XX y el nacimiento de la corriente humanista en la psicología.

Básicamente a lo que se refiere la terapia Gestalt es vivir en el momento y cerrar círculos abiertos. Desgraciadamente vivir en el momento para Fritz Perls involucraba hacer el ridículo para probar que estas existiendo en el momento. En una presentación en donde Abraham Maslow estaba presentando sus diez pasos hacia la autorealización o autoactualización como gusten llamarlo, criticó a Perls de que no estaba realmente diciendo algo o haciendo algo. La respuesta de Perls fue arrastrarse sobre su barriga por el pasillo haciendo sonidos de foca en frente de 500 personas para probar a Maslow que el si estaba en el momento. Creo que eso resume mejor la Gestalt de la Terapia Gestalt que engendró Perls y que la mayoría de sus pupilos copiaron de su actitud y no de la teoría detrás de las técnicas. Sus seguidores pensarán que fue algo original que nació de su mente brillante, un ejemplo de genialidad. Realmente fue el acto de un viejo ridículo que trataba de antagonizar a su crítico.

La terapia Gestalt está basada en teorías que no tienen mucho sentido. No es mi intención presentar aquí todo los presuntos principales de esta corriente, pero cabe decir que son argumentos muy rebuscados, idealistas, que solo pretenden mostrar cómo debería ser el humano y no como es en realidad. Están supuestamente basados en principios de la Gestalt, que tienen que ver con fenómenos de la percepción, los cuales ya están anticuados y que muchos de ellos se pueden explicar mejor con descubrimientos de la neurociencia contemporánea. Lo interesante es que en los últimos años los proponentes de estas corrientes han tratado de reconciliar sus teorías con los descubrimientos modernos. En un estudio que leí hace poco trataba de mostrar como al menos con las investigaciones actuales sobre los procesos cognitivos que se dan en la esquizofrenia ahí si encajaba muy bien los principios de la corriente gestáltica para explicarlos. Así que la Gestalt no puede explicar los demás trastornos psicológicos, el único que puede es la esquizofrenia, el trastorno que tiene que ver con la incapacidad de percibir de forma correcta la realidad. Creo que eso explica mucho.

Para terminar por hoy, espero seguir hablando de este tema en un futuro, debemos contemplar lo que significaba la figura de Fritz Perls para la terapia Gestalt. Es muy simple, la terapia Gestalt era Fritz Perls, no podías separarlas. Sus seguidores lo que aprendieron fue a copiar las actitudes hacia la terapia de Perls. Estas actitudes muchas veces eran de confrontación, y de querer evocar fuertes emociones en las personas al ponerlas de frente a sus frustraciones encubiertas. Eso era cerrar el círculo, confrontar, a veces de manera casi llegando al abuso, a la persona con aquello que le está causando su problema, o al menos a lo que el terapeuta supone ser su problema. Esto se hace de manera fuerte, hasta que la persona explote en una demostración clara de emoción reprimida hacia lo que se le presenta. La persona va a llorar, enojarse, gritar, etc. frente a este torrente de emociones. En ese momento, el showman, el terapeuta, el director del circo, dirá “Ajá!” Lo he logrado, te he curado! Igual que la mayoría de las corrientes humanistas que igualan el proceso catártico con “curación.”

Pero lo que se ha demostrado con todos los estudios de los últimos 50 años en terapia es que la catarsis por si sola no sirve de mucho. Se necesita el proceso de hacer conciencia sobre la situación que está enfrentando el paciente. No es solo que se arme de fuerza y enfrente aquello que está evadiendo para intentar alejar a la ansiedad de su consciente. Tampoco solo con que le “caiga el veinte” después de que realmente tiene alguna situación difícil y de donde probablemente surgió. Necesita saber cómo es que se forman estas situaciones en su vida, cuales son los mecanismos que las causan y sobre todo requiere herramientas para llevarse consigo y tratarlas después por sí mismo. Suele suceder que las personas se vuelven adictas a estos shows, estos circos, representaciones o espectáculos con el terapeuta dirigiendo el entretenimiento con la famosa “silla caliente.” Recuerdo un breve experimento (así les llaman a sus técnicas), en donde, como siempre, se nos invitó a enrolarnos a una escuela Gestalt de nuestra región. El experimento era sencillo, buscar una pareja y decirle cosas positivas, la otra persona no podía responder ni interrumpir para nada mientras uno la embadurnaba de elogios y palabras bonitas. Después le tocaba a la otra persona el dar los bonitos piropos al que había iniciado. ¿Cómo se sienten? Fue la pregunta que nos hizo la terapeuta después. La verdad me sentía ofendido, ¿de qué sirve eso? Hacerme sentir bien por unos cuantos instantes, ¿en qué forma esto me sirve en la vida diaria para resolver problemas? ¿Voy a ir elogiando de forma artificial a las personas, diciéndoles lo maravillosas que son, aunque en ocasiones no sea cierto, todo por sentirme bien? Esas no son herramientas viables que deberían llevarse consigo los pacientes. Imagínate que vives en un mundo color de rosa y créetelo. Ese es el mensaje que me llevo. Es todo un show, un espectáculo, basado en las creencias de Fritz Perls, un viejo indisciplinado, irascible, y libidinoso. Lo curioso es que debería identificarme con el jajaja pero las mamadas son mamadas y aunque puede que termine siendo algún día otro personaje con la actitud de Fritz Perls, gracias a mi mente escéptica al menos estaré promoviendo cosas basadas en evidencia y la realidad.

Me despido dejando algunos de los mandamientos Gestalt que se usan mucho: “Se tu mismo” (ser yo mismo no me ha servido de mucho, por eso vengo a terapia); “Tienes que estar aquí y ahora” (no importa como llegue a estar aquí y ahora); “Pierde tu mente y vuelve a tus sentidos” (aquí es un poco difícil la traducción, pero es la típica filosofía de que los locos son más sanos, los locos parecen ser felices, pues si obvio, han perdido contacto con la realidad, por algo se llama psicosis y demencia, no quiero sufrir de eso para ser feliz, lo siento, yo paso).

22 comentarios en “Terapia Gestalt, una mamada más?

  1. Estoy haciendo formación en Gestalt, el experimento que comentas lo relaciono con transitar por las polaridades, muchas veces no aceptamos que somos “cosas buenas y/o cosas malas”. Además, entiendo que uno no va por el mundo comportándose como en la situación de “experimento”, lo que haces es elegir comportarte de un modo u otro y lo más importante es que asumes la responsabilidad de eso. Alguna vez me ha pasado que he querido decir algo “bonito” y no lo he hecho, o que cuando me han dicho algo “bonito” se me ha hecho raro.
    Comparto contigo que dentro de la “formación” hay situaciones que las vivo como absurdas y que pregunto : qué hago aquí? ….. estoy en el primer año.

  2. Hola, acabo de leer tu post,… en resumen… para abreviar: soy psicologa, no soy especialista en terapia gestalt, ni a favor, ni en contra. Creo que se debe tener en cuenta sobre todo que la terapia es sobre todo personal y relacional.
    Esto es muy dificil de medir. Se trataría de ser prácticos, o sea sentirse mejor o no, o solucionar problemas o no, es decir, si en terapia gestalt, o sea con un terapeuta gestalt, te funciona, ole, terapia gestalt, y si no prueba otra, u otro terapeuta. Saludos

  3. Bravísimo por la primera parte del artículo!!!
    El sincretismo idiota de las distintas escuelas que no quieren ofenderse es ofensivo, porque mata la discusión y mata la investigación.
    No me gustó la segunda parte del artículo, la crítica a la gestalt, cuando iba leyendo lo primero que me pareció genial me predispuse a algo genial también en lo segundo. No fue así, me sabe un tanto superficial, no lo culpo tal vez es simplemente descriptivo, tal vez es tirar el tema para que se arme el debate, tal vez simplemente quiso poner de manifiesto una primera impresión y su estructura teórica en favor de la discusión y comenzar a confrontarse con otros para que inicie la parte productiva. No se, son mis tesis a favor suyo, podría tirar otras en contra, no me interesa, me parece una persona muy inteligente y de provecho y con quien me encantaría tomar un café y discutir por horas. Sólo un consejo que no me ha pedido y con todo derecho me lo podría devolver diciéndome que me lo guarde ya sabe donde… pero ahí va, como buen optimista incorregible que soy, : toda su crítica yo la podría asumir tranquilamente, pero como buen escéptico le falta la parte “construens”, no alcanza con la parte “destruens”, esta solo inicia el debate pero no satisface las mentes y no llega a conclusiones provechosas, a nadie le interesa el “eterno debate” como tampoco la “estúpida calma sincretista”, todos necesitamos alcanzar, más o menos juntos, ciertos objetivos, reposar en ellos y seguir caminando. La gestalt, además de sus críticas, tiene cosas geniales, ¿cuáles son? ¿cómo las integramos? ¿cómo las purificamos de los vicios que usted indica?
    Saludos.
    Psique y Eros

  4. Lamento que no hayas tenido buenas experiencias en tu intento por conocer un tópico más complejo que la razón, que te hallan tocado malos guías, maestros o terapeutas para que les denominaras showman o directores de circo (barbajanes ), que técnicas de esta corriente te modelaran como inútiles( que desperdicio de tu tiempo ), que los principios los traduzcas a tu vocabulario y tomen tan limitado sentido , que te encontraras fuentes de información que demeriten o expresen simbolismo equivocadamente (que irresponsabilidad )…
    Lo desfavorable de cada corriente psicológica es sencillo de destacar, en cada caso, en cada razón puede existir un argumento irrefutable para avergonzar una filosofía o corriente, el mismo tiempo lo hace… Lo fantochemente brillante seria aprovechar la diversidad, aplicar y solucionar (muy atractiva palabra en nuestro entorno)… La solución de un problema humano, no se encontrara en las letras de un autor interpretadas por otro… ya que no es su problema…

    Las convicciones son más peligrosos enemigos
    de la verdad que las mentiras.
    Friedrich Wilhelm Nietzsche. Filosofo alemán.

  5. Hola, te escribo para agradecerte los articulos que escribes, estoy en formación Gestalt, y en tus letras hay varias ideas que me parecen interesante de tu parte. Espero sigas escribiendo lo que piensas, y mejor aun que vivas lo que escribes, para que tu expresión sea mas profunda, confieso que me llama la atención ese interés común por la Psicoterapia Gestalt, recuerda que psicologia y psicoterapia no es lo mismo. De Perls te puedo decir que asi lo viven o lo aman o lo odian, seria interesante hacer una analogia de ti con Perls y con aquellas personas que llaman particularmente tu atencion, espero tus proximos articulos, y felicidades por estar en la busqueda de algo.

  6. gracias por este reportaje me ha servido de mucho y estoy totalmente de acuerdo contigo ya que lo vivo en carne propia con mi esposa y es exactamente como lo describes y si alguien dice lo contrario no sabe en que se esta metiendo.
    saludos

    1. Hola Hugo, gracias por tu comentario, solo me gustaria que quedara claro que no es culpa de la Gestalt, ya que la terapia gestalt por si misma no puede hacer nada en absoluto. Son los terapeutas que la aplican quienes estan cometiendo probables errores. Es lo mismo que el dicho de las pistolas no matan a la gente, la gente mata a la gente.

    1. Si lo se, aun falta mucho, pero hay que admitir que por mucho tiempo Perls era la terapia gestalt. Claro que rompió con los de Nueva York y después muchos otros entrenadores ofrecían sus propias versiones de esta terapia. En realidad hoy en día es muy difícil poder especificar cual de las muchisimas variantes realmente es gestalt, pero como están basadas en filosofia continental, pues realmente no importa mucho.

  7. Hola, acabo de leer tu articulo de la gestalt y aunque quizá tengas algo de razón en tus argumentos en contra de la persona de Frit Perls y de la terapia gestalt me parece que estás dejandote influenciar por tus gustos y preferencias y no tanto por datos cuantificables e investigaciones objetivas. Al decir que los terapeutas hacen ”shows” posiblemente no te des cuenta de que los estas ridiculizando simplemente por una sola evidencia que leiste {la anecdota de Abraham Maslow y el comportamiento de Perls ante 500 personas}. Y esto es válido para cualquier tipo de terapia amigo, ser psicólogo no es lo mismo que ser psico terapeuta, ni analista. Te invito a que leas un poco más sobre el tema para que ahora sí y con más argumentos tanto a favor como en contra fundamentes tu opinión y ”mal gusto” sobre este tipo de terapia. Ahora bién, si Perls realmente era la personificación de la terapia gestalt y estaba loco o ”psicótico” ¿entonces por qué siguen existiendo en muchas partes del mundo los centros de formación en terapia gestalt? Rotular a una persona de ”psicótico” o ”loco” o ”neurótico” basándonos únicamente en una sola evidencia de un compotamiento en x o y lugar determinado no tiene por qué llevarnos a concluir sin la mayor investigación sobre la mente y la personalidad de esa persona que esta psicótica. Nuevamente reitero lo que ya escribi lineas arriba: tal vez sean válidos tus argumentos pero ojo, me parece que estás usando como única referencia tu experiencia personal y tus lecturas y estás dejando más variables afuera para explicar algo complejo y reducirlo, desde tu punto de vista, a algo simple. Saludos desde México colega. Soy psicólogo recién titulado por cierto y no tengo formación {aún} sobre algún tipo de psicoterapia, y también he experimentado la psicoterapia psicoanalitica y el psicoanalisis personalmente.

    1. Hola gracias por comentar. Definitivamente todos nos dejamos llevar por nuestros prejuicios y tendencias, es muy difícil separarnos de ellos. Lamentablemente en este caso no hay otra opción, ya que el aludir a lo cuantificable y a investigaciones objetivas en este tema es inútil. La escuela gestalt de psicoterapia no nace de investigaciones científicas objetivas y cuantificables. Pero si tienes razón en que se trata de gustos, me gusta la psicología como ciencia, no me gusta la pseudociencia.

      1. Saludos psicoesceptico, me parece correcta tu actitud de ser esceptico, es parte del perfil de un científico, yo también creo serlo aunque difiero contigo en lo que dices de la Terapia Gestalt(TG), no sólo por que la he estudiado, la he probado y la aplico actualmente…..en verdad es tan buena la actitud esceptica que soy esceptico contigo y con tus comentarios.
        En primer lugar, me parece que estas no parcial sino totalmente equivocado cuando dices que la TG pretende ser “la cura de todos los males” , si conoces a alguien que haya dicho eso pues esta equivocado o ,probablemente, no sepa de qué esta hablando.
        En segundo lugar, me parece una falta de respeto que califiques a una persona de “viejo ridículo” y “teatrero ” y showman, demás esta decirte que asi no se trata a las personas aunque discrepes con ellas, a no ser que creas que el respeto no es parte del perfil del científico, eso te descalifica a tí también por que déjame decirte que yo, como terapeuta gestalt, no avalo EN NADA el proceder personal de Perls, aludiendo a un principio que tenemos: él es el y yo soy yo , y , la verdad, no me interesa ser como alguien más, tengo mi propia identidad.
        En tercer lugar, demuestras desconocimiento cuando dices que el enfoque, como terapia, esta basada en la psicología de la gestalt, cuando de esta corriente , todos sabemos que apenas tomó prestado el concepto de figura-fondo y la idea de estructura, configuración o “todo” ( que se correlaciona con la idea de Holismo que propueso Smuth) y que el nombre de “gestalt” fue más producto de la casualidad y de aspectos de marketing al publicar el libro fundacional de la escuela en 1951 ( no sabían cómo llamarle a la nueva terapia)
        En cuarto lugar, no sé , realmente, de dónde sacas que la gestalt sólo explica la esquizofrenia, si sus principales logros son con personas no-pacientes (además de los aquejados por algún malestar), es una terapia que lucha por el crecimiento personal tratando de despatologizar la psicología y ver a los seres humanos como individuos faltos de crecimientos en vez de “enfermos”, además de eso, Sr. esceptico,la gestalt, ya alejada de Fritz perls esta esforzándose por dar una lectura propia de lo que si es llamado por el mundo académico como patológico , tratando de explicar el espectro de las neurosis como algunos libros lo atestiguan, esto ya es tema de nosotros, no de Perls.
        En quinto lugar, la confrontación es sólo UNA de muchas técnicas, y no sólo la TG sino otros enfoques , usan la alternancia de elogios ( refuerzos) y actitud firme para lograr algo valioso durante el proceso terapeutico de una persona, si perls era una persona tosca, ese era SU problema, no el nuestro y me parece prejuicioso etiquetar de esa manera a toda una comunidad de terapeutas sólo por que el maestro fundador era asi, esa actitud NO es la de un científico, el prejuicio no lo es.
        En sexto lugar, la catarsis tiene su papel en la terapia pero jamás podríamos homologarla con ésta, si en algún momento ud. o alguien ha entendido eso pues les digo simplemente que no es cierto ( sería muy largo explicar aquí el papel de las emociones en la salud mental de las personas) y por supuesto, si en algún momento hubo esa creencia en la TG pues ya no lo es.
        En septimo lugar, los experimentos que se hacen, ud. describe uno en el que dos personas se dicen entre ellas “cosas bonitas” tienen la finalidad de promover el “contacto” que es un proceso que activa el self y que puede dar lugar a emergencias ( figuras) que te sirvan para descubrir CÓMO ERES y lo que eres lo “portas” a todos lados donde vayas, si el terapeuta o lider del grupo del que formaste no lo hizo bien o no lo explicó y no lo entendiste es otro problema.
        Y para que no creas que considero que la TG es “perfecta” , si es cierto que puede ser que no calze , no con algunas personas sino con algunos terapeutas , que aunque su personalidad no se ajusta a las demandas del enfoque, bien podrían intentar formarse en otras escuelas., hablar del tratamiento de seres humanos es hablar sobre la singularidad y en ella nadie tiene la última palabra.
        Efrain.
        PD. Voy a poner un link , en donde la APA, citando una investigación de Lambert y Luborksky, dice que no es posible determinar la superioridad de un enfoque sobre otro y que las características del paciente (al margen de la técnica terapeutica de una escuela) son las que determinan en gran medida el resultado de la terapia,,,,a lo que yo agregaría la calidad de la relación humana entre terapeuta y paciente AL MARGEN DE LA TÉCNICA.
        http://hispasante.hispagenda.com/documentacion/info/Estudio_APA.pdf

  8. ¿En dónde está el escepticismo? Sólo descalificaste a Fritz y no desarticulaste ni uno solo de los pilares de la “terapia gestalt” Basandose en prejuicios no se puede ser escéptico y mucho menos hacer ciencia.

    Es una pena que la psicología sea ultrajada por las pseudociencias y el new age, pero también es una pena considerarse escéptico y no poder “desenmascarar”, “evidenciar” o hacer un análisis crítico de la Gestalt. ¿Qué libros leíste sobre Gestalt? ¿Qué te pareció la crítica del payaso de Fritz al psicoanálisis?

    Andaba buscando críticas reales sobre la Gestalt, seguiré buscando.

    1. Hahahaha, me encanta…como el dueño del Blog “casualmente” ya no respondió los últimos comentarios…. Será porque no están de lame huevos como los primeros comentarios? Y no simpatizan con tan insulsa PSEUDO crítica a la Gestalt??

      En fin…

      1. Muy pronto tendré una nueva publicación sobre la Terapia Gestalt. Tengo muchas publicaciones y no suelo contestar comentarios de temas tan viejos. Me parece mejor hacer nuevas entradas con material actualizado para discutirlo. Gracias por el comentario y el interés en este tema.

  9. Hace muchos años vivía un rey que era comedido en todo excepto en una cosa: se preocupaba mucho por su vestuario. Un día escuchó a dos charlatanes llamados Guido y Luigi Farabutto decir que podían fabricar la tela más suave y delicada que pudiera imaginar. Esta prenda, añadieron, tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquier estúpido o incapaz para su cargo. Por supuesto, no había prenda alguna sino que los pícaros hacían lucir que trabajaban en la ropa, pero estos se quedaban con los ricos materiales que solicitaban para tal fin.

    Sintiéndose algo nervioso acerca de si él mismo sería capaz de ver la prenda o no, el emperador envió primero a dos de sus hombres de confianza a verlo. Evidentemente, ninguno de los dos admitieron que eran incapaces de ver la prenda y comenzaron a alabar a la misma. Toda la ciudad había oído hablar del fabuloso traje y estaba deseando comprobar cuán estúpido era su vecino.

    Los estafadores hicieron como que le ayudaban a ponerse la inexistente prenda y el emperador salió con ella en un desfile sin admitir que era demasiado inepto o estúpido como para poder verla.

    Toda la gente del pueblo alabó enfáticamente el traje temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño dijo:

    «¡Pero si va desnudo!»

    Cuando uno gasta cantidades importantes de dinero en querer ver acaba viendo, sin lugar a dudas. Algo así como el cuento del traje del emperador. De ahí sale la eterna pregunta de.: Quien es más soberbio? el soberbio? el falso modesto? o tal vez el iluminado?.

  10. tanta critica negativa, destructiva contra la terapia gestalt….que en su mayoria se apoyan en sustentos incoherentes y desacreditados, lo que la mayoria de estos seudocriticos no quieren reconcoer, es que la TERAPIA GESTALT, funciona muy bien y tiene resultados optimos y yo soy testigo evidencial de eso….los efectos son efectivos y a corto plazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s