Carlos Cuauhtémoc Sánchez y sus burradas

Una vez mas tenemos a Carlos Cuauhtémoc Sánchez hablando sobre temas sociales de actualidad sin aportar ningún tipo de solución que amerite ponerle atención a sus diálogos. Todo mundo tiene derecho a tener sus opiniones, yo soy una muestra viviente de esto, siempre tengo mis opiniones, pero nadie tiene derecho a tener sus propios hechos o verdades. CCS en su charla que dio dentro del evento “Valores por Tijuana” impulsado por Coparmex, menciona que el aumento de popularidad entre los jóvenes por la narcocultura se debe básicamente a que se sienten atraídos ante la posibilidad de ganar dinero de manera fácil y sin realizar un trabajo convencional. Lo siento pero no estoy de acuerdo con la opinión, por a fin de cuentas es una opinión y no de un experto. CCS podrá haber escrito muchos libros dirigidos hacia los jóvenes, pero al leer su bibliografía uno se puede dar cuenta de que no está muy bien conectado con esta porción de nuestra sociedad. Una prueba de que solo presenta sermones en contextos de narrativa lírica sin hacer ningún tipo de investigación sobre los tópicos que en ella expresa está en su posición de abstinencia pura en lo que respecta al sexo en adolescentes. Estoy seguro que esta posición tiene de trasfondo como justificación creencias religiosas y no conocimiento real sobre la dinámica del adolescente. Estudio tras estudio ha demostrado que el promover la abstinencia para resolver el problema de embarazos en adolescentes y enfermedades de transmisión sexual no funciona y que de hecho hace más grave el problema.

Otro punto que es común en las pláticas de CCS es el éxito, como lograrlo y que se necesita para llegar a ser una persona exitosa (y por ende con incremento económico). Al analizar sus propuestas nos damos cuenta que al final de cuentas para el si no eres exitoso es porque eres un flojo. Se genera una dicotomía reduccionista de que si tienes es porque debes trabajar para alcanzarlo y si no tienes es porque eres un flojo mediocre. Pero no te preocupes, solo tienes que pagar por asistir a mis pláticas y comprar mis libros para que te enseñe a tener dinero de manera fácil. Es fácil porque lo único que tienes que hacer es trabajar muy duro, como si la economía del individuo funcionara dentro de un vacío y ningún aspecto externo tuviera influencia, como la política económica del país. Pero resulta curioso como personas como CCS critican la conducta tan prevalente en nuestra cultura de querer hacer dinero fácil y que al mismo tiempo algunos de sus talleres estén destinados a enseñar a la gente a ser exitosa y por consiguiente hacer dinero fácil.

La búsqueda de soluciones fáciles por los jóvenes y de hecho cualquier miembro de nuestra sociedad es algo que viene desde siempre, podría decirse que es una conducta humana natural y que siempre ha estado vigente. La razón por la cual su atractivo ha ido en aumento en el grupo social de jóvenes no puede reducirse a solo un aspecto, el cual siempre ha estado presente. Hay solo que observar y utilizar un poco nuestras habilidades de raciocinio para descubrir que factores probablemente han promovido el aumento de la cultura del narco entre los adolescentes. Es muy sencillo, estamos siendo bombardeados por la cultura del narco a través de los medios de comunicación, la música, los programas de televisión y películas a todas horas del día. Esta es la razón por la cual se genera como una moda, una que es autoreplicadora. Un joven por tanto ver esas cosas en la tele y escuchar corridos en las borracheras de sus modelos de conducta (los padres) obviamente se generan la idea de que es algo común y que para ser admitido en su grupo de pares deben hacerlo parte de su visión del mundo. La adolescencia es la etapa del desarrollo en donde las dinámicas sociales se vuelven la parte más importante de la vida de la persona. No hay nada que importe más en ese momento que sentirse aceptado por un grupo y si ese grupo requiere que yo adopte la cultura del narco los jóvenes no lo pensarán dos veces.

Pero como siempre, las personas que supuestamente vienen a enseñarnos sobre valores siempre tienen una agenda propia de querer inculcar los propios sobre los demás. Para CCS la culpa de que este aumentando la narcocultura entre los adolescentes es de ellos mismos, ya que son unos huevones. Vaya consejo, y por ese gran y significante montón de escoria le pagan decenas de miles de pesos para ir a dar sus sermones basados en observaciones erróneas y sin una solución apropiada para el problema. Mejor guarden su dinero y no lo gasten en libros, pláticas y talleres de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, hay que darnos cuenta que el piensa que somos una bola de huevones sin valores y que la única forma de sanar nuestros males es darle nuestro dinero.

16 comentarios en “Carlos Cuauhtémoc Sánchez y sus burradas

  1. Hola me llamo Carmina Elizondo soy alumna de Tecmilenio, estoy estudiando la Licenciatura en Mercadotecnia y Publicidad, concuerdo mucho contigo referente a todo lo que publicaste en este portal. LLevo una materia de Emprendimiento y en una de mis tareas me estan pidiendo una investigacion de CCS, hacer un FODA de el y determinar la vision, mision y valores de este Señor, tendras alguna informacion porque ni en su portal aclaran estos puntos. Se me hace una tarea demasiado estupida, estoy tratando de aprender lo que es ser emprendedor y me salen con esta persona que lo unico que quiere es hacerse rico de gente tonta por medio de “coco wash”. Saludos.

    1. Hola Carmina, gracias por tu comentario. No te envidio en tener que hacer ese análisis, este tipo solo se encarga de propagar todo un torrente de mitos infundados sobre sexualidad y liderazgo. Su popularidad se debe desgraciadamente a la ignorancia de su público. En tu caso lo mejor seria hacer el proyecto basándote en su editorial, por lo visto es la base de su empresa. Aquí puedes encontrar la información que buscas: http://www.grupoamatl.com/index.php?option=com_content&view=article&id=122&Itemid=183&lang=es

    1. Es decir que, de acuerdo a tu lógica, si no soy chef, no puedo decir que la comida de doña chonita es una porquería, no puedo decir que una película es mala porque no soy director de cine, y no puedo quejarme del presidente en turno, puesto que no he dirigido ningún país… Absurdo tu comentario.

  2. Me parece una crítica muy buena, aquí en Colombia tenemos un payaso llamado Jorge Duque Linares que vive de esto, aprovechándose de la gente que ve solución a sus problemas en superación personal o religión.

  3. Primero que nada, tienes que considerar que esta opinión la dan los académicos; es decir, la gente que estudia y trabaja la literatura desde instituciones o universidades.

    La academia se encarga de establecer qué debe ser considerado literatura y qué no. Según sus estándares, deben cumplir con ciertas características.

    Carlos Cuauhtémoc no entra dentro de la categoría principalmente porque:
    1. Escribe textos de autoayuda, de superación personal. Éstos se caracterizan por seguir fórmulas para captar la atención de los lectores e incitarlos a la compra solamente. Tales fórmulas se repiten una y otra vez. De hecho, si analizas todos sus libros, te darás cuenta de que (aunque cambien las situaciones de los personajes, los escenarios, las enseñanzas) se sigue la misma dinámica estructural. En ese sentido, sus libros son malos porque carecen de originalidad, dado que (repito) es el mismo material reciclado. Para que se entienda mejor, te pondré un ejemplo: las telenovelas. Todas son absolutamente predecibles porque no importa que ahora la mala se llame de otra forma y en vez de robar al novio de su mejor amiga, robe al novio de su madre; al final, se sabe que terminará loca o muerta o en la cárcel, donde sea, pero castigada. No importa si la protagonista buena se separa de su amado porque él embarazó a otra, porque se fue a la guerra o porque era rico y ella pobre; al final, sabemos que quedarán juntos. Estos libros funcionan de igual forma. Es como si los autores tuvieran una plantilla que van rellenando cada vez que empiezan uno nuevo, pero el modelo es siempre uno solo.

    2. Sus textos carecen de valor estético. Es decir, tanto el lenguaje, como la disposición y organización, no son artísticas. Prueba de ello es lo que te han comentado los demás usuarios: lenguaje sencillo, ideas sencillas, etc. Con esto no quiero decir que lo artístico sea, necesariamente, más complejo, pero sí que hace alusión a esquemas mentales más complejos. Entonces, los libros de Carlos Cuauhtémos no están escritos con el afán de ser admirados artísticamente, sino para servir de mercancía. Lo que importa es que se vendan; es decir, su objetivo es enteramente de consumo, como lo son todos los libros de este tipo (Paulo Coelho, etc.)

    3. Genera una reflexión limitada en el lector.

    Claro que esto es la explicación oficial. Evidentemente, quien decide eres tú. Si a ti te complace leerlos, léelos, pero sí me parece que debes estar al tanto de cómo funcionan realmente ese tipo de lecturas. Qué bueno que lo preguntas. Eso habla bien de ti. No hay que conformarse con una simple opinión, sino con su argumentación.

    A estas conclusiones no se llega por leer sólo un libro. Quienes se encargan de hacer tales análisis tienen que leer muchos libros, para llegar a un consenso. Al leer uno, se puede saber que es muy simple, pero podría ser una mala racha del autor. Si se leen varios, se puede saber si el estilo en general es pobre. Recuerda, también, que los críticos literarios son lectores especializados y tienen muchas herramientas para detectar fallas o aciertos en los diferentes textos.

  4. llamarle “grande escritor” a ese señor, como latino pienso que es un insulto a lo que escribió García Marquéz, Gabriela Mistral, Rubén Darío, Paulo Cohelo, es un insulto;

  5. Soy un Joven de 21 años, y es que en la secundaria me obligaron a leer esos “libros”
    Cuando lei la fuerza de Scheccid (o algo asi, ya no recuerdo el nombre) y Juventud en Extasis la verdad quede completamente desconcertado; no se necesita ser experto o genio para darse cuenta de que estos libros son una Mierda…
    Y lo peor es que son Recomendaciones de profesores, adultos y hasta de familiares, lo califican como: “Un libro que te cambia la vida”… cuando no hayo ninguna diferencia entre leer uno de sus libros o ver una telenovela de Televisa, es que las cosas que se exponen en sus libros son tan absurdas y hasta insultantes; Prohibir la Masturbación, Las relaciones Prematrimoniales, Generalizar a todos nuestros adolescentes como Perdedores e Imbeciles, que no pueden ligar por timidez, etc, etc…
    Una situación que me indigna, es que sean lectura obligada en colegios e institutos; con su farza de la Autosuperación…
    Y es que llamarle “escritor” a este hombre, es un insulto para nuestros escritores Latinoamericanos.
    Saludos y mil disculpas por mis fallas ortograficas🙂

  6. La verdad yo lo lei cuando iba en la secu, y no me pareció nada mal, aunque ahora que crecí, me doy cuenta que el señor ese, es como barney y el chavo del 8: te parecen geniales y divertidos cuando eres chico, pero una vez que creces te das cuenta de lo absurdo que son.
    Por cierto para el que escribio que Carlos Cuautemoc Sanchez es un insulto para escritores de talla como Paulo Cohelo, osea, son la misma bobada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s