Charlatán casi muere por mucha Vitamina D

Actualmente hay un gran movimiento que promueve el uso de suplementos vitamínicos para mantener la salud. Los argumentos de quienes venden estos suplementos van desde la prevención de ciertas enfermedades hasta la milagrosa curación de casi toda enfermedad aguda o crónica. Una posición común en muchos de estos charlatanes es que las vitaminas son un producto natural, sin riesgo, sin efectos secundarios y que presentan la clave para una vida larga y saludable. Sin embargo no hay estudios bien hechos y concluyentes que muestren que todo esto es cierto. Los que promueven estos suplementos critican enfáticamente a los laboratorios farmacéuticos de que lo único que les interesa es ganar dinero vendiendo fármacos que no son naturales y que causan más daño que bien. Pero al analizar las prácticas de estas personas que promueven el uso de suplementos dietéticos muchas veces muestran como emplean tácticas similares y hasta peores que los grandes laboratorios. El uso de sistemas multinivel que muchas veces cae dentro de esquemas de venta tipo pirámide, los cuales son ilegales en muchos países incluyendo el nuestro. El uso de promoción falsa haciendo increíbles promesas de los resultados esperados al tomar grandes cantidades de vitaminas muchas veces cae dentro del margen de publicidad ilegal.

Una característica primordial de cualquier fármaco es la intención de curar, esto es que, toda medicina desarrollada por un laboratorio debe establecer de forma clara que enfermedad intenta curar. Para poder decir que la medicina que he desarrollado para curar, por ejemplo onicomicosis que son básicamente hongos en las uñas, debe presentarse primero una extensa cantidad de estudios y pruebas que demuestren que dicho fármaco realmente tiene un efecto curativo para dicho padecimiento. Hasta ahora los suplementos dietéticos como las vitaminas no tienen pruebas suficientes de que previenen o curan enfermedades, solamente aquellas que se presentan por el déficit de cierta vitamina. Por ejemplo el escorbuto que arrasaba con los marinos en largas travesías por el mar de antaño y que era causada por un déficit en vitamina C. La administración de vitamina C a un paciente con escorbuto va a curar esa enfermedad, es cierto y está ya probado más allá de la duda. Pero las propiedad de vitaminas para curar otras enfermedades, sobre todo crónicas como cáncer, no tiene suficiente evidencia, y tampoco para prevenirlas.

Hay una razón por la cual se llaman suplementos dietéticos, y es que se encuentran presentes en la dieta, en la comida que ingerimos día con día. La prueba de que obtenemos las vitaminas que requerimos de nuestra dieta común está en el hecho de que no sufrimos de enfermedades por déficit. En nuestro medio donde podemos conseguir alimentos demasiado fácil, la prueba está en los altos niveles de obesidad en nuestro país, no existen grandes poblaciones endémicas con escorbuto, pelagra, raquitismo, etc. Quizás existan lugares de nuestra nación donde se presenten, causadas por problemas de malnutrición, pero generalmente son raros los casos hoy en día en donde se tiene acceso a una fuente constante de alimentos. Pero aún así hay un enorme industria de suplementos y grandes corporaciones que promueven sus productos de manera enérgica e insidiosa. Mucho más que los grandes laboratorios farmacéuticos, algunas compañías tiene campañas permanentes para que todo ser humano que respira esté tomando algunos de sus productos.

No me canso de repetir esto, lo único que se genera al tomar estos suplementos es la orina más cara del mundo. Estudio tras estudio prueba que el exceso de vitaminas que se ingieren al tomar suplementos dietéticos es eliminado a través de la orina. Tiene sentido, mi cuerpo requiere cierta cantidad de compuestos para ayudar a los procesos químicos naturales de mi cuerpo, para eso son las vitaminas, para ayudar en los procesos enzimáticos como catalizadores. Pero si tengo de más que voy a hacer con lo que me sobra? Una gran parte la voy a desechar por la orina, pero si sigo tomando más y más de estas vitaminas llega el momento que puedo estar tomando más de la que puedo eliminar. Se empieza a acumular este exceso y a depositar en varias partes de mi cuerpo donde en lugar de ser beneficioso puede causarme daño, hasta la muerte en ocasiones. Esto es lo que le pasó a uno de los grandes gurús de los suplementos alimenticios en Estados Unidos, Gary Null sufrió una hipervitaminosis de vitamina D. El exceso de vitamina D genera un estado debilitante muy grave, con graves daños a los riñones y hasta la muerte. Obviamente no admite que fue su culpa, sino de la compañía que fabrica sus caros en inservibles productos y ya los demandó. Esto debe ser un buen ejemplo de que debemos hacer reformas en nuestro país para evitar que se siga propagando este tipo de prácticas.

Este tipo casi muere por sus propios productos, una dosis de su propia medicina. Pienso que se debe enforzar leyes que protegan al consumidor impidiendo que se vendan este tipo de suplementos con la intención de curar o prevenir enfermedades. Si es difícil estar monitoreando la calidad de los fármacos que salen de los laboratorios ahora imaginen lo dificil que es saber que diablos traen estos suplementos de hierbas, vitaminas, extractos, etc. “naturales.” Todo lo que metes a un proceso de refinamiento, desecación y empaque deja de ser algo “natural” que encuentras en el medio ambiente. A menos que estés tomando tu vitamina C directamente de la naranja que compras y te comes, lo cual es más rico y provechoso, no es algo natural. Es más barato y delicioso tener una dieta balanceada que te provea de todas las vitaminas que necesitas. No ocupas estos suplementos, que en realidad en ocasiones ni sabemos que es lo que estamos metiendo en nuestro organismo pues no hay regulación que investigue que están introduciendo en sus cápsulas.

2 comentarios en “Charlatán casi muere por mucha Vitamina D

  1. bueno por lo que veo no tomas suplementos y creo que antes de escribir algo como esto debes de informar con detalle que no se puede decir con unas simples palabritas como las que acabas de mencionar en este espacio y no decir solo lo que piensas sino decirlo y comprobarlo.Comentarios como estos solo confunden a la gente bueno la que no conoce de ello.

    1. Bueno una prueba es el Estudio Cardiovascular de Antioxidantes y Acido Fólico en Mujeres que se hizo en EEUU donde se tomaron 5442 mujeres tratadas con un régimen diario de Acido Fólico, B6 y B12 por 7.3 años (desde Abril 1998 hasta Julio de 2005). Este estudio era para ver si las vitaminas servían como protector contra cáncer de mama. Los resultados fueron que del grupo experimental (n= 2721) vs placebo (n= 2721) tuvieron un desarrollo similar de cáncer totalmente invasivo (187 en el grupo de tratamiento activo y 192 en el grupo placebo). Lo cual prueba que no sirven como protector de cáncer de mama. Este es solo un ejemplo de múltiples estudios, la referencia al artículo es: Effect of Combined Folic Acid, Vitamin B6, and Vitamin B12 on Cancer Risk in Women. Zhang et al. JAMA 2008;300(17):2012-2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s